Este contenido también está disponible en: Inglés Francés Italiano

El hambre ha dejado de ser un problema para los niños que recientemente han comenzado a disfrutar del programa Food for People (Comida para la gente, FPP).

Ante la falta de apoyo institucional, los administradores de la escuela de primaria Ganesh, en la aldea montañosa de Salampur, solicitaron ayuda para 22 niños. Algunos caminaban durante horas a través de un terreno accidentado, para llegar al comedor de Tasarpu. Unos 15 niños asistían a la escuela, pero muchos abandonaban la clase antes de tiempo en busca de comida.

Sus padres tratan de cultivar los campos en las inmediaciones, pero el terreno rocoso y escarpado impide que crezcan los cultivos, salvo unos pocos meses al año. El empleo escasea y aunque algunos consiguen trabajo, es a tiempo parcial.

La situación empeoró tras el devastador terremoto de 2015.

Sin embargo, ahora los padres respiran aliviados porque saben que sus hijos comen al menos una vez al día en la escuela.

Desde diciembre, se transporta una nutritiva comida desde las instalaciones del FPP hasta la escuela Ganesh, en higiénicos contenedores de metal de grandes dimensiones. Estos envíos se suman a los que se hacen desde 2015 a las escuelas de educación secundaria Mahakali y Liti-Mahakal. El centro alimentario sirve a diario más de 1600 comidas a los niños de Nepal.

Tal como sucedió en las escuelas de secundaria, la asistencia en la escuela de primaria Ganesh también ha aumentado, mejorando el rendimiento escolar y la salud. Ahora, todos los niños del pueblo asisten con regularidad a la escuela, nos comenta su director
Tikram Tamang:

«Ha sido de gran ayuda y sus beneficios son múltiples. Muchas gracias a la Fundación». El programa alimentario sirvió un total de 379 472 comidas a niños y ancianos en Nepal, India y Ghana en 2016, con un aumento significativo respecto al año anterior.

Share this story

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmailFacebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail