Una sala de conciertos al completo disfrutó del tercer Concierto anual por la Paz en Hudson, Quebec, celebrado el 28 de noviembre de 2015. Unas 150 personas asistieron a este evento organizado en colaboración con Hudson Village Theatre, quedando muchas personas en lista de espera. Estos conciertos por la paz se organizan con el fin de recaudar fondos para apoyar el trabajo de la Fundación Prem Rawat (TPRF) y la difusión de un mensaje de paz.

En los últimos dos años, los beneficios de este Concierto por la Paz fueron destinados a asociaciones benéficas locales como Santropol Roulant, que reparte comida a las personas mayores, y a NOVA Hudson, un servicio de atención domiciliario, así como a la TPRF. Los fondos de este año se repartieron entre el Hudson Village Theatre, una organización local de artes sin ánimo de lucro y la TPRF. Se mostró un video de presentación del programa de la TPRF: Food for People (Alimento para la gente) y de las iniciativas para paliar los daños del terremoto de Nepal. También se hizo una breve presentación del Programa de Educación para la Paz.

Este último evento fue organizado por los Amigos de la TPRF en Montreal y producido por Sonja Ball y Jennifer Boire. Por tercer año consecutivo se contó con el generoso patrocinio de Jacques Nolin de Jarislowsky Fraser Limited. Una vez cubiertos los gastos, se consiguieron recaudar más de 1000 dólares para la TPRF.

Con París todavía aturdida por los atentados terroristas del 13 de noviembre y los aviones de combate sobrevolando Oriente Medio, la programación de este Concierto por la Paz no pudo ser más apropiada, comentaron los organizadores. Sonja reflexionaba: «Tal vez necesitamos desviar nuestra atención y enfocarnos en las posibilidades reales de conseguir la paz, en lugar de centrarnos en el miedo y el odio».

El concierto comenzó con una suave introducción del arpista clásico Ian Hepburn acompañado por el flautista Alain Lauzon. El ritmo subió rápido, con el genio del jazz Charles Guerin y el bajista Adrian Vedady y su interpretación, ante un público encantado, de «Un mundo ideal» de Aladdin, la película de Disney. A continuación, el público quedó deslumbrado por la recreación de una escena de Star Wars, en la que Darth Vader y Luke Skywalker llevaban máscaras fluorescentes, y luchaban con sus espadas láser, acompañados por una batería brillante tocada por David Devine y Michel Tordjman.

Quebec Concert for Peace

La segunda mitad del espectáculo se abrió con el aclamado guitarrista clásico de flamenco Michael Laucke, acompañado de una bailaora y de un excelente percusionista. Pero lo más destacado de la noche fue el dúo de soul formado por Leslie Snooky Alston y Mike Dozier, cantando los rhythm & blues favoritos, como «What’s Going On» y «Soul Man». Dozier también actuó en solitario, vestido de punta en blanco (chaqueta brillante de oro y gafas de sol) a lo Ray Charles, cantando cuatro de sus éxitos más conocidos, en una brillante imitación de ese cantante tan lleno de energía.

Sonja Ball, una de los organizadores del concierto y también artista consumada, se unió a Dozier y Snooky en el escenario y cantó de forma conmovedora el tema «Smile», y un par de sus propias nuevas y poderosas canciones. El espectáculo terminó con una versión en armonía tripartita de «Because», favorita de los Beatles, en la que participaron casi todos los artistas, y con una ovación del público puesto en pie.

Algunos de los asistentes compartieron sus comentarios con los productores del evento. El director del Hudson Village Theatre, Kalina Skulska, quedó particularmente impresionado: «!El teatro estaba saltando! La selección de artistas fue perfecta, los mensajes y videos sobre la Fundación y la paz muy conmovedores y apropiados para estos tiempos tan difíciles», dijo.

«Con estos conciertos siempre me siento lleno de satisfacción y alegría, me proporcionan sensación de logro. Espero que todos estos pensamientos ayuden a cultivar ese sentimiento de paz que este mundo quiere y necesita desesperadamente», dijo Denis Cadieux, técnico de sonido en el concierto.

Otro comentario de uno de los asistentes al concierto que quedó cautivado por el propósito de los conciertos por la paz: «Creo que la paz es un tema del que se habla superficialmente, pero nadie hace nada para lograrla. Es difícil imaginar que, como individuos, podemos crear la paz. Pero creo que este concierto es una buena manera de unir a las personas y ofrecer esperanza», dijo Lauren, un estudiante universitario.

Para ver más fotos del evento, visite: Concert for Peace en Facebook.

Share this story

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedinmail