El Programa de Educación para la Paz (PEP) está ganando popularidad en los países de África Occidental de Ghana y Costa de Marfil. Recientemente, voluntarios de la Fundación Prem Rawat (TPRF) comenzaron a ofrecer el innovador curso multimedia a cientos de  participantes y están adoptando medidas para facilitarlo a muchas más personas.

El mes pasado, el PEP comenzó en el pueblo de Nouamou, Costa de Marfil. El curso fue presentado  por el Sr. Mozou, natural de Nouamou, que quería hacer algo para aliviar tensiones en su ciudad natal. «Yo sabía que el pueblo se estaba dividiendo por un problema de caciquismo y estaba seguro de que el PEP podría ayudar a mi gente», dice.

Después de varias semanas de reuniones, él y los voluntarios de la TPRF, obtuvieron la aprobación de los jefes locales y de varias organizaciones, para comenzar las clases en el edificio administrativo del gobierno de Nouamou. Unos 200 residentes de la zona asistieron a una celebración de presentación del PEP, que incluyó bailes tradicionales, así como videos de Prem Rawat, fundador de la TPRF, hablando sobre la paz. El curso de 10 semanas de duración contiene videos de sus conferencias internacionales sobre el tema de la paz y, temas relacionados como la apreciación, la fuerza interior, la esperanza y la posibilidad de elección.

West Africa PEPLos dos jefes enfrentados asistieron al evento de presentación del PEP, «sentados uno junto al otro, hablando entre sí, y dando la bienvenida al mensaje de paz de Prem Rawat», según Francis Ahore, voluntario de la TPRF, que supervisa el PEP en África Occidental. Él y los voluntarios esperan que el evento sirva para marcar el comienzo de un nuevo tiempo de paz en el pueblo.

«El curso me está ayudando a entender que la verdadera paz nace en el interior y que depende de nosotros que esta paz se cultive para poder vivir y crecer con ella», dice Anno José, uno de los participantes de Nouamou.

West Africa PEPAl mismo tiempo, el PEP se presentó a los jefes de 11 aldeas del área de Tonkpi — región remota en las montañas de Costa de Marfil—. Más de 400 personas asistieron a un evento de presentación, que contó también con bailes tradicionales y vídeos de Prem Rawat hablando sobre la paz. Una ONG local donó un generador eléctrico y un televisor para el evento. «Todos los jefes se mostraron receptivos y quieren hacer llegar el PEP a sus aldeas», dice Francis.

Kiele es el primer pueblo del área de Tonkpi que va a ofrecer el curso. Actualmente, los voluntarios están finalizando la traducción de los materiales del PEP al yacouba, uno de los idiomas locales, para que sea más accesible y ayude a aumentar el interés en la región.

West Africa PEPAl otro lado de la frontera, en Ghana, los funcionarios de la prisión James Campo, situada en Accra, la capital, han despertado el interés por todo el país, gracias a los informes que explican el impacto positivo que el PEP está teniendo en el comportamiento de los internos.  Recientemente, 256 funcionarios de todas las cárceles del país asistieron a una presentación del programa, en una reunión del Servicio de Prisiones de Ghana, organismo encargado de supervisar el sistema penitenciario del país. «Este es un gran mensaje para los internos, así como para nosotros», dijo un funcionario de James Camp a sus colegas en la reunión.

Los voluntarios de la TPRF recibieron luz verde de las autoridades del Servicio Penitenciario para ofrecer el PEP en cada centro penitenciario del país, y están en el proceso de ultimar todos los detalles. Este mismo mes, el PEP comenzó en la prisión Nsawam, cerca de Accra.

«El equipo del PEP está muy entusiasmado con la iniciativa», dice Francis.

Mientras tanto, los reclusos del centro penitenciario James Camp continúan compartiendo sus reflexiones acerca del impacto  que el curso está teniendo en sus vidas.

«El programa ha sido una bendición para mí. Ha cambiado mi forma de pensar, y ahora entiendo claramente que el milagro más grande que uno tiene en la vida es el ir y venir de este aliento», dijo recientemente un participante.

Otro participante comentó: «Este programa me ha ayudado a saber quién soy, a comprender el don de la vida, a entender la necesidad de ser feliz, la necesidad de estar contento, a entender que mi existencia es un milagro y que todo el amor que pueda desear está dentro de mí».

Puede pulsar sobre cualquier foto de abajo para verlas como presentación de imágenes:

 

Share this story

FacebooktwitterredditpinterestlinkedinmailFacebooktwitterredditpinterestlinkedinmail